SubastasFral

Producto, valor y realismo

El producto, su valor y la realidad ante el propietario ciego a la devaluación y la única escapatoria al menos de un pequeño margen de su inversión mediante subasta. Muchos y me incluyo en tener un sentimiento casi de amor a las cosas que son de gran utilidad hasta llegado el momento en que van muriendo y no lo queremos aceptar.. 

Lo vendemos?

Intentamos recuperar una pequeña parte de la inversión?

O desvanecemos con el producto retorcidos a que lo compré caro y siempre tendrá ese valor para mis ojos, grave error en el cual caemos hasta que nuestro garage, deposito se llenan de cosas casi obsoletas pero con mucho valor sentimental de una época que ya paso. Molesto pero motivado con la esperanza de tener un capital en efectivo inventariando cosas usadas llegue a una suma considerable de diez millones de guaraníes (Gs. 10.000.000) de base de venta. Ahora apostando al rubro familiar de realizar subastas, me lance al vacío solo con treinta lotes como subasta de garage en un difícil sábado caluroso de diciembre del año dos mil doce. Poca publicidad, incluso nada de papel, solo redes sociales sin pagar publicidad, hasta llegar a la fecha de exhibición donde acudieron pocas personas la mayoría interesada en un televisor, living y play, desconcertante interés en general, tenia una profunda ansiedad que se apodero de toda la tarde y noche antes del evento. El sábado caluroso y con el desconocimiento de otra subasta el mismo día hizo que las primeras horas sean de total nerviosismo y negatividad, hasta que fueron ingresando en fila varias personas interesadas y otras solo por mera curiosidad a lo que estaba aconteciendo ya que un living de dos millones de Guaraníes lo ofertaba por cien mil Guaraníes y en la gran mayoría a precios similares, una vez las 9:30 a.m dimos arranque a la subasta programada, no lo podia creer, los participantes pujaban entre si por cosas que daba como basura o sin valor, para el medio día ya no sobraban lotes, recuerdo muchas sonrisas de alegría por haber comprado y ahorrado algunos billetes, para la tarde al cierre del local, solo pensando que habría pasado y como fue que se vendió todo. De mi objetivo inicial Gs. 10.000.000 como escribí mas arriba fui a Gs 22.000.000 (Veintidós millones de Guaraníes), gracias a la audiencia presente, sus arduas y algunas simpáticas pujas que hicieron que todo sea posible. No puedo poner en una balanza lo acuñado en efectivo y lo que costaron inicialmente a precio de producto nuevo en caja por que son cosas obvias pero que uno no quiere entender, la obsolescencia programada debe ser aceptada hasta incluso en nosotros mismos, nadie es eterno y mucho menos un producto que puede quizás devolverte un pequeño importe que sumando varios artículos mas te regalarían el efectivo necesario para tus próximas vacaciones como lo hice y pude conocer Uruguay para seguir investigando sobre las subastas, sus factores negativos y positivos, la falta de aprecio al valor de lo antiguo y productos autóctonos hacen que aun nos cueste entender que las subastas no son el ultimo pataleo de ahogado, que tu empresa quebró o cosas malas como suelen comentar personas ajenas al conocimiento de las subastas y sus beneficios, creo mas bien una excelente via para que tomen aprecio al arte, el sacrificio del artista y el valor agregado a lo viejo o recuperar un poco de lo que ya no puedas vender. Generar interés en un producto para que este sea objeto de puja y salga a precio que realmente merece. Seguiré apostando a las subastas, con la ayuda de mi pequeña gran familia, seguir aprendiendo, seguir intentando, dejar mi grano de arena para que valoren el arte nacional, lo tradicional y lo mas importante para algunos muchos la capitalización en efectivo. Espero poder ver el día en que nuestro querido Paraguay generé un retorno monetario por medio de subastas a entidades de beneficencia con tantas cosas desperdiciadas, vehículos perdiendo su valor en comisarías y tirando a la basura muebles reciclables, entre otras increíbles formas de generar dinero de lo que ya algunos dan como muerto. Tomando ejemplos de otros gobiernos exitosos en las subastas como son Uruguay, México y Los Estados Unidos. Largo proceso de seguir apostando a lo que me hizo crecer, estudiar y ahora cuidar de mi hijo gracias a las subastas en un país donde es casi imposible vivir de las mismas.

Volver a arriba